cascade du Gour bleu

PEQUEÑOS MOMENTOS DE LUJO

680x454xfrance-provence-stunning-landscape-with-lavender-field-at-sunset-plateau-of-valensole.jpg.pagespeed.ic.0gop3Crm2n   Yo me merezco todo lo bueno, no algo, un poquito, sino todo lo bueno.
Louise L. Hay

 

Nuestra cultura es la del esfuerzo y nos han enseñado que para merecer las cosas, tenemos que ganarlas.

Si no nos sentimos merecedores de ella, no tendremos la vida que queremos porque nuestra actitud, nuestros pensamientos son los que van creando nuestro futuro.

El verdadero merecimiento no es el resultado de esfuerzos, es nuestro legado. Todos, nos merecemos lo mejor, todo lo mejor.

Para sentirnos merecedores, debemos elevar el concepto que tenemos de nosotros mismos y mejorar nuestra calidad de vida. Parar nuestro ritmo de vida y ofrecernos pequeños momentos de lujo, nos ayudará a tomar conciencia de lo valiosos que somos. El lujo no tiene que ser caro,  aunque represente la riqueza, la abundancia y lo superfluo. Puede ser un bonito paseo, una charla con una persona que apreciamos, una comida especial, la lectura de un buen libro o la escucha de nuestra música preferida, cualquier cosa que nos guste y que consideremos un lujo.

Vivir un momento de lujo cada día y hacer de ello un hábito nos ayuda a sentirnos merecedores de abundancia.

¡A partir de hoy, regálate al menos un momento de lujo todos los días!