cascade du Gour bleu

EL VALOR DE SER UNO MISMO

campo-de-amapolas

Tener valor no significa no tener miedo, al contrario, el valor nos capacita para hacer algo a pesar del miedo. Nos permite actuar en una situación que conlleva algún riesgo y que nos asusta, para conseguir algo que es importante para nosotros o para los demás.
El miedo a equivocarse, a ser juzgado por los demás, a fracasar, nos puede llevar a refugiarnos en nuestra zona de confort que, si bien nos hace sentir seguros, nos impide desarrollar todo nuestro potencial y nos puede aportar unos sentimientos de frustración.
Cada ser humano es único, tiene talentos, habilidades que le caracterizan, que le hacen especial. Ser uno mismo implica reconocer nuestras cualidades, nuestra valía, también nuestras debilidades y atrevernos a realizar nuestras aspiraciones.
Ser uno mismo es la cualidad indispensable que nos va a permitir dirigir nuestra vida y estos cinco puntos son importantes para conseguirlo:
– Actuar: tener un proyecto aunque sea pequeño y ponerlo en marcha a pesar de las dudas y de la inseguridad, sabiendo que lo podemos conseguir. La acción nos hace superar el miedo.
– Aceptar nuestros puntos débiles: nadie es perfecto y nosotros tampoco. Reconocer nuestra vulnerabilidad y no avergonzarnos de ella es la mejor manera de superarla.
– Implicarnos en nuestros proyectos: Tomar la decisión de hacer todo lo necesario para conseguirlo.
– Estar dispuesto a enfrentarse a los posibles contratiempos y a poner todos los medios para solucionarlos.
– Comprometernos: Vamos a seguir con nuestras metas hasta obtenerlas.

Ser uno mismo es aceptarse a uno mismo. Conseguirlo nos hará más seguros de nosotros mismos y nos ayudará a desarrollar todo nuestro potencial para tener una vida más llena y más feliz.