cascade du Gour bleu

CUIDEMOS DE NUESTRA MEMORIA

 

 

16064055-copa-de-los-rboles-de-roble-en-oto-o-bajo-el-cielo-azul-Foto-de-archivo

 

 

La memoria se acrecienta usando y aprovechándose de ella.

Juan Luis Vives

 

 

La memoria es una función del cerebro que  nos permite codificar, almacenar y recuperar la información del pasado.Registra grandes cantidades de informaciones que son fundamentales para nuestra supervivencia y nuestra adaptación al medio.

Esta maravillosa capacidad que tenemos los seres humanos, nos permite conocer nuestra historia, tener una identidad, conservar las habilidades aprendidas, acceder a la información guardada y utilizarla para la resolución de problemas.

Todas nuestras acciones y formas de comunicación dependen del buen funcionamiento de nuestra memoria.

La memoria no es solo una capacidad de almacenar recuerdos, también es creativa. Puede ordenar y ajustar  todos los datos que ha archivado para que sean coherentes.

Mucha gente piensa que se nace con una buena o una mala memoria y que este hecho no se puede cambiar. Pero nuestro cerebro tiene una gran plasticidad; es el único órgano que cambia instantáneamente en función de nuestros pensamientos y de nuestras actuaciones.

Podemos mejorar nuestra memoria evitando el estrés y las rutinas monótonas. Sabemos que se recuerdan mejor los acontecimientos relacionados con una emoción, los que despiertan nuestro interés y que mantienen nuestra concentración.

Es importante mantener una relación activa con nuestra memoria fabricándonos recuerdos de acontecimientos que hemos escogido. El contacto con la naturaleza, las relaciones con gente que nos agrada, la lectura, la práctica de algún deporte o actividad que nos haga feliz, poner atención al momento presente mantendrá a un nivel optimo este gran potencial que es nuestra memoria.

También somos capaces si queremos, de utilizar nuestra memoria para que nos ayude a construir nuestro futuro. Mediante nuestra imaginación podemos crear una experiencia positiva que nos beneficiará para cambiar una costumbre o suprimir un miedo que nos impide actuar como desearíamos. Nuestra memoria registrará esta situación imaginaria como si hubiera sido real y el recuerdo de esta experiencia nos ayudará a superarnos.

cascade du Gour bleu

¡ERES GENIAL!

 candas-atardecer-15enero2014-1f

 La creatividad requiere el coraje de dejar ir las certezas.

Erich  Fromm

“Un genio es una persona con una capacidad mental excepcional, capaz de inventar o crear cosas nuevas y admirables”, es la definición del diccionario. Asociamos la genialidad con personas como Einstein, Pasteur, Galileo, Cervantes o Mozart que han aportado innovación y originalidad, cada uno en su ámbito respectivo.

Estos genios no han encontrado siempre las condiciones favorables para desarrollar los proyectos que tenían en mente. Se han enfrentado a dificultades de todo tipo y a menudo al rechazo de sus contemporáneos ante la novedad de sus planteamientos. Sin embargo han seguido con su manera “diferente” de ver las cosas aunque desafiarán las ideas establecidas. Han utilizado su creatividad y su intuición y se han atrevido a aplicarla.

Nosotros quizás no seamos científicos, ni artistas, pero si, encontramos dificultades a lo largo de nuestras vidas. A menudo, los problemas se quedan estancados, porque los queremos resolver con las soluciones de siempre y no nos atrevemos a probar ideas diferentes.

Todos tenemos el don de la creatividad. Nuestro cerebro es de una gran plasticidad; si lo entrenamos, puede desarrollar las capacidades propias de un genio, si no lo estimulamos nunca, puede atrofiarse. Utilizar este don es decisión nuestra. Nos permitirá afrontar y solucionar las dificultades de forma positiva, tener ideas originales y aumentar la confianza en nosotros mismos.

La imaginación es la clave de la creatividad. Podemos despertar el genio que tenemos en nosotros y crearnos una vida mejor.

¡Atrévete, eres genial!

 

cascade du Gour bleu

ALCANZAR LOS OBJETIVOS ESTE AÑO

interlaken

Haz de tu vida un sueño, y de tu sueño una realidad.     

     Antoine De Saint Exupery

Cada año, por estas fechas nos planteamos nuevos objetivos, y no siempre logramos cumplirlos. A las pocas semanas, los vamos olvidando y quedamos de nuevo atrapados en nuestra rutina de siempre.

Sin embargo, sabemos que las metas que hemos escogido están a nuestro alcance, representan la consecución de algo que queremos, que necesitamos, a veces algo con que soñamos desde hace tiempo. ¿Por qué nos cuesta tanto ponernos en marcha para perseguir nuestros sueños?

Si durante mucho tiempo, has acostumbrado tu cerebro a recibir un tipo de pensamiento puede que le cueste un poco cambiar. La mejor manera de alcanzar los objetivos es focalizar la atención en ellos, por eso es bueno escribirlos y poner recordatorios a la vista, pero lo más importante es mantener la ilusión. Para ello formula correctamente tu meta, es decir, siempre en positivo y sobretodo disfruta imaginándote a menudo  y con todo detalle que la has alcanzado y siente la felicidad de haberla conseguido.

Cuando experimentes el sentimiento de felicidad que sería tuyo si hubieras alcanzado tu objetivo, tu subconsciente te conducirá hacia su consecución, porque las emociones son impulsos que nos llevan a la acción.

No abandones tu sueños, mantenlos vivos, recréate en ellos, conserva la ilusión y disfruta con los objetivos que has establecido. ¡Los alcanzarás!