cascade du Gour bleu

VISUALIZACIÓN CURATIVA

paisajes

 

 

Las imágenes mentales positivas pueden conseguir la curación de enfermedades.

En 1971, el doctor Carl Simonton, oncólogo y director médico del Centro de Consejo e Investigación del Cáncer, en Texas, fue pionero en la utilización de visualizaciones junto con el tratamiento médico tradicional. Enseñaba a sus pacientes a visualizar una batalla librándose en sus cuerpos, en la cual los glóbulos blancos destruían las células malignas que encontraban. Los pacientes imaginaban a continuación como iba desapareciendo el tumor y como recobraban una salud radiante.

A partir del empleo de estas técnicas de visualización, el porcentaje de curaciones de los pacientes del doctor Simonton fue dos veces mayor que el de la media en los EEUU. El decía que “cuando cambiamos nuestras creencias conscientes y actitudes, cambia la química en nuestros órganos”.

Los mensajes con los que alimentamos nuestras mentes son aceptados por nuestros cuerpos que los ponen en práctica. Manifestamos en el plano físico lo que nos repetimos mentalmente, lo que pensamos, lo que creemos o decidimos creer aunque no corresponda con la realidad. Creamos nuestro futuro con lo que pensamos, con lo que sentimos y con nuestra forma de actuar

Podemos cambiar los pensamientos negativos que nos perjudican por pensamiento positivos de salud, bienestar y abundancia, mediante ejercicios de visualización.

Lo que decidimos pensar es de una importancia capital para nuestra salud.

 

cascade du Gour bleu

EL PODER DE LAS IMAGENES MENTALES

playa-solitaria-y-paradisiaca-relajante-fondo-de-pantalla-gratis_1004625684

 

Las imágenes mentales son representaciones creadas por la mente para expresar, registrar y repetir emociones. Constituyen el lenguaje del inconsciente. Muchas veces aparecen de forma inconsciente aunque podemos aprender a controlarlas.

Nuestra percepción del mundo depende del tipo de imágenes mentales que hemos creado y que repetimos a lo largo de los días. En consecuencia afectará también nuestra conducta y nuestra forma de ser.

Diversos experimentos han demostrado que una imagen mental activa el sistema nervioso de la misma manera que lo hace una vivencia similar real. Cuando hacemos imágenes mentales, nuestro cerebro crea los mismos patrones neurales que si la situación se produjera en la realidad, porque es incapaz de distinguir una experiencia imaginada de una experiencia real.

Las vivencias reiteradas de situaciones frustrantes provocan desánimo y conducen a la toma de decisiones inadecuadas o pueden afectar la salud.

Es importante que aprendamos a controlar nuestros pensamientos y que utilicemos visualizaciones para crear imágenes mentales positivas que nos aportarán salud, bienestar y felicidad.