cascade du Gour bleu

LA GRATITUD

fondos-pantalla-paisajes-flores-1024

“De gente bien nacida es agradecer los beneficios que recibe”
Miguel de Cervantes Saavedra

 

La gratitud es una emoción maravillosa que nos conecta con una energía superior. Quien no tiene sentimiento de gratitud por todo lo que le ofrece la vida, difícilmente podrá mantener la fe indispensable para alcanzar sus metas.

Una actitud de agradecimiento nos permite percibir todas las cosas buenas que tenemos, hace que disfrutemos de ellas y que nos sintamos afortunadas y contentos con nuestras existencias. También nos sitúa en el presente, nos hace más fuertes y nos capacita para enfrentarnos a todos los problemas que podemos encontrar.

La gratitud es una forma de atraer más cosas buenas a la vida porque nuestros pensamientos y nuestras emociones se volverán cada vez más positivos y nuestros comportamientos serán más asertivos. Cuando nos sentimos agradecido, nuestro ego desaparece, nos volvemos más generosos y más abiertos para recibir nosotros también.

Tener una actitud de agradecimiento es decisión nuestra. Podemos aprender a ver todo lo bueno que tenemos: el estar vivos, las personas que nos quieren, un techo, el disfrutar de un paisaje hermoso y tantas otras cosas. Una buena costumbre es pensar, cada noche antes de dormir en todo esto y en todo lo bueno que nos ha aportado el día aunque sean cosas pequeñas y sentirse agradecido por ello. Es el primer paso para ser más felices.

cascade du Gour bleu

LA ACTITUD MENTAL POSITIVA

imagesa1¿Qué es la actitud? Es la manifestación de un estado de ánimo. Nuestra forma de reaccionar ante los acontecimientos de la vida va a depender de la actitud que tenemos. Una dificultad o un contratiempo serán vistos de una manera diferente según seamos optimistas o pesimistas.

 

El ser humano no para de pensar  y si observamos nuestros pensamientos nos podemos dar cuenta de que muchos de ellos son negativos. Los pensamientos del tipo : “No sé si lo voy a conseguir”, “Esto es muy difícil”, “No tengo suerte” o “ No estoy preparado”, nos van a condicionar para que no alcancemos nuestros objetivos, para que frenemos nuestra acción y no veamos todas las posibilidad de éxito que tenemos. Curiosamente las personas que piensan de forma negativa quieren protegerse para evitar la decepción; prefieren no esperar nada bueno y así evitar la desilusión, para no sufrir. Sin embargo, el no tener expectativas positivas tiene como consecuencia una vida sin alegría.

Este flujo de pensamientos que constituye nuestro diálogo interno   elabora  nuestro sistema de creencias y nuestra actitud frente al mundo tal como lo percibimos.

Nuestro subconsciente recibe las ideas emitidas y les da forma. Si son negativas, nos inducirá al fracaso y no conseguiremos nuestro objetivo. Sin embargo, si son positivas, nos guiará hacia el éxito.

Por ello, nos conviene revisar nuestros pensamientos y cambiarlos si es necesario; podemos cambiar un pensamiento negativo por uno positivo, si nos lo proponemos. Muchas de nuestras creencias nos ponen limitaciones que no tienen nada que ver con la realidad. Al desarrollar una forma de pensar positiva, tendremos una actitud mental positiva que nos permitirá crecer y nos hará recuperar el entusiasmo y la fe en nosotros mismos.