cascade du Gour bleu

LA IMPORTANCIA DE CUIDAR NUESTRA FORMA DE HABLAR

2cd0b2_ee96fbf659cef8dc46baa0e7f7d39aac.jpg_1024

  Nuestra manera de hablar revela nuestra forma de pensar. También las palabras configuran nuestro pensamiento y por tanto influyen en la actividad del cerebro.

Aunque no seamos conscientes de ello, lo que expresamos va a constituir nuestro modo de pensar que a su vez, conformará nuestras actitudes y nuestras actuaciones ante los acontecimientos de nuestra vida. Nuestro cerebro convierte en realidad todas nuestras afirmaciones.

Cuando decimos:”¡es imposible!” o “¡no puedo!” o “¡esto no tiene arreglo”, el cerebro entiende que toda actividad es inútil y entonces no actuamos para remediar una situación o solucionar un problema. Si hemos tenido una mala experiencia y la contamos una y otra vez, evocando las emociones que nos causó, el cerebro no hace la diferencia entre lo vivido y lo contado y el impacto negativo que recibirá se multiplicará.

Si nos expresamos muy a menudo de forma negativa, corremos el riesgo de crear focos de tensiones de todo tipo porque nuestro cerebro convierte todo lo que decimos en órdenes para nuestro cuerpo. Sin embargo, de la misma manera que las afirmaciones negativas pueden limitarnos en nuestras actuaciones y nuestra salud, las afirmaciones positivas pueden estimular nuestras capacidades y proporcionarnos salud y bienestar.

Nuestro pensamiento depende solo de nosotros. Depende de nuestra forma de hablar. Es bueno que nos paremos de vez en cuando para poner atención a lo que decimos y sentimos, y para corregirnos si descubrimos que estamos pensando en lo que no queremos. Controlar nuestra mente es muy necesario para que tengamos las riendas nuestras vidas porque no debemos de olvidar que somos lo que pensamos.

cascade du Gour bleu

ESCUCHAR MÚSICA PARA ESTAR MEJOR

Musicaiiu

   “La música es una revelación mayor que toda la sabiduría y la filosofía”.                   ( Beethoven )

La música ha sido presente en todas las culturas conocidas, desde los tiempos más remotos. Su función primaria era reunir y unir a las personas. Los niños son particularmente sensibles à la música que parece ser parte de nuestra herencia biológica.

El cerebro sintoniza muy bien con la música. Se ha demostrado que el acto de escuchar música, activa más áreas del cerebro que cualquier otro tipo de estimulo, en particular las que implican las emociones, la memoria, el movimiento y el lenguaje. Los efectos de la música sobre nuestra mente dependen del tipo de música que escuchamos. Una música estridente con un ritmo irregular y un volumen demasiado elevado tendrá efectos negativos, sin embargo un ritmo ordenado, una melodía armoniosa aportará grandes beneficios, mejorando nuestras actitudes ante la vida, nuestra salud, nuestro bienestar.

La música despierta la alegría, favorece la concentración, fomenta la creatividad y la disposición al cambio. Se ha comprobado que mejora la salud ya que reduce el estrés, potencia el sistema inmunitario, regula la tensión y el metabolismo. En muchos hospitales se utiliza con éxito, como terapia complementaria para acelerar la recuperación de pacientes, ya que reduce la ansiedad y el dolor y mejora el estado anímico y emocional del paciente.

Todos necesitamos música. Deja que te acompañe a lo largo del día, en tus actividades, siempre que sea posible. Te sentirás más optimista, más relajado y con más confianza en ti mismo. Escoge las composiciones que más te gustan y déjate llevar…

cascade du Gour bleu

EL PODER DE LAS IMAGENES MENTALES

playa-solitaria-y-paradisiaca-relajante-fondo-de-pantalla-gratis_1004625684

 

Las imágenes mentales son representaciones creadas por la mente para expresar, registrar y repetir emociones. Constituyen el lenguaje del inconsciente. Muchas veces aparecen de forma inconsciente aunque podemos aprender a controlarlas.

Nuestra percepción del mundo depende del tipo de imágenes mentales que hemos creado y que repetimos a lo largo de los días. En consecuencia afectará también nuestra conducta y nuestra forma de ser.

Diversos experimentos han demostrado que una imagen mental activa el sistema nervioso de la misma manera que lo hace una vivencia similar real. Cuando hacemos imágenes mentales, nuestro cerebro crea los mismos patrones neurales que si la situación se produjera en la realidad, porque es incapaz de distinguir una experiencia imaginada de una experiencia real.

Las vivencias reiteradas de situaciones frustrantes provocan desánimo y conducen a la toma de decisiones inadecuadas o pueden afectar la salud.

Es importante que aprendamos a controlar nuestros pensamientos y que utilicemos visualizaciones para crear imágenes mentales positivas que nos aportarán salud, bienestar y felicidad.