SER AMABLE CONSIGO MISMO

 

 

Sonnenlicht (Sunlight)

Si no te amas total, entera y plenamente, es porque en algún momento aprendiste a no amarte. Pero puedes desaprenderlo. Empieza a ser amable contigo ahora mismo.

 Louise Hay

 

Nuestra cultura tan competitiva nos lleva a menudo a creer que tenemos que ser “los mejores” para que la sociedad nos acepte y nos quieran las personas de nuestro entorno. Nos volvemos entonces demasiado exigentes con nosotros mismos y, cuando nos equivocamos o no alcanzamos nuestras metas, nos culpamos, nos enfadamos con nosotros mismos y nos reprochamos nuestros errores.

La vida nos ofrece días buenos y también dificultades que nos pueden causar sufrimiento. No debemos ignorar nuestros sentimientos y nuestras emociones aunque a veces no sean agradables. Precisamente cuando tenemos un mal día o un período difícil es cuando necesitamos apoyo y cariño. No nos añadamos más sufrimiento reprendiéndonos. Seamos amables con nosotros mismos.

Todo el mundo se equivoca, es normal y hay que asumirlo. Se aprende de los errores y a menudo tenemos que equivocarnos para encontrar la solución y tener éxito.

No busquemos la perfección pero actuemos lo mejor que podamos. Si nos aceptamos con lo que consideramos nuestros defectos y nos tratamos con respeto y cariño, habremos dado el primer paso para tener una buena autoestima. ¡Y entonces no necesitaremos ser perfectos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.