sorbus

COMO DIRIGIR NUESTRAS VIDAS

 

 

 

El verdadero buscador crece y aprende, y descubre que siempre es el principal responsable de lo que sucede.

Jorge Bucay.

 

 

El mayor obstáculo al que podemos enfrentarnos a la hora de dirigir nuestras vidas es la creencia de que somos víctimas de los acontecimientos y de las personas que nos rodean. Entonces echamos la culpa de nuestros fracasos y frustraciones a nuestro entorno: los compañeros, los padres, los jefes, el gobierno, la mala suerte…

El creer que somos víctimas, nos despoja de todo nuestro poder, porque rechazamos la responsabilidad de nuestras acciones y no hay poder sin responsabilidad.

Aceptar que somos los causantes de lo malo que nos ocurre, y también de lo bueno, hace que nos sintamos poderosos y capaces de dirigir nuestras vidas.

No existe vidas sin problemas, pero todos los problemas se pueden superar y son aprendizajes y experiencias. Los errores del pasado no tienen nada que ver con el futuro, porque el futuro depende de las acciones de hoy.

Darnos cuenta y aceptar que somos responsables de nuestras vidas nos libera de ataduras, acrecienta nuestra motivación y despierta nuestra creatividad para poder dirigir nuestra vida.

sorbus

CREAR EL FUTURO QUE QUEREMOS

2

El mejor momento para plantar un árbol era hace 20 años. El segundo mejor momento es ahora.
Proverbio chino

Nuestro presente es el resultado de nuestros pensamientos y actos de ayer y nuestro futuro dependerá de lo que pensamos y de cómo actuamos hoy.

Todos elegimos libremente lo que hacemos con nuestras vidas. El hecho de no elegir o de dejar que otros lo hagan por nosotros, también es elección nuestra. Debemos pues, asumir las consecuencias de las decisiones que tomamos y no culpar a las circunstancias o a las personas que nos rodean, cuando no estamos satisfechos con nuestra vida.
Puede que algunas de nuestras elecciones no nos parezcan “acertadas” pero es normal y aprendemos de nuestros errores.
Está claro que hay problemas que están fuera de nuestro control pero si, depende exclusivamente de nosotros, la forma en que nos vamos a enfrentar a ellos.

Aceptar nuestra responsabilidad es el primer paso para crear el futuro que queremos.
Ser responsable es aceptar las consecuencias de nuestras elecciones, admitir que la felicidad solo depende de uno mismo, escoger nuestros valores y nuestras metas y actuar en consecuencia.
Cuando tomamos consciencia de nuestra responsabilidad, nos damos cuenta de la importancia de nuestras decisiones, dejamos de ser víctimas y nos transformamos en protagonistas de nuestras vidas. ¡Entonces subirán nuestra autoestima y nuestra motivación y seremos capaces de pasar a la acción para crear el futuro que queremos!