sorbus

LA PACIENCIA, UNA CLAVE DEL ÉXITO

 

 

 

Adopta el paso de la naturaleza: su secreto es la paciencia.

Ralph Waldo Emerson.

 

La paciencia es la actitud que nos permite soportar los contratiempos y las dificultades cuando queremos conseguir algo.

No se debe confundir la paciencia con la apatía o la pasividad. La paciencia es la voluntad de aguantar y perseverar. Hace que se conserve la calma frente a los problemas, lo que permite actuar con más claridad y así resolverlos de manera más acertada.

Vivimos en el mundo de las prisas, nos cuesta esperar y lo queremos todo, ya. A menudo esta es la razón por la cual abandonamos nuestros sueños.

Sin embargo, hay que recordar que la realización de un proyecto tiene su proceso y que se manifestará cuando todas las condiciones necesarias estén reunidas… y que no existen los atajos.

Todo requiere su tiempo y no podemos saber cuánto será el que necesitará el cumplimiento de nuestro objetivo… pero debemos saber que depende en gran parte de nuestra actitud, de nuestra forma de pensar y de nuestra motivación.

La falta de paciencia hace que solo pensemos en el resultado y olvidemos centrarnos en el camino y disfrutarlo. La impaciencia, la duda, las preocupaciones nos alejan de nuestros objetivos. Las dificultades no son fracasos, sino problemas que, una vez solucionados nos acercan a la meta.

La paciencia es una clave del éxito. Podemos conseguir lo que queremos si nos damos el tiempo suficiente para ello.

 

 

sorbus

NUESTRA CAPACIDAD DE APRENDER

 

 

 

 Siempre estoy haciendo lo que no puedo hacer para poder aprender cómo hacerlo.

Pablo Picasso

 

La Capacidad de aprender es la asimilación de una nueva información y su aplicación de forma eficaz.

Toda persona, a cualquier edad puede aprender.

Nuestra capacidad de aprender es sin duda una de las cualidades más importantes que tenemos y es la que nos permite triunfar en lo que nos proponemos.

Nuestras experiencias pasadas nos condicionan en el presente pero no determinan nuestro futuro, porque es hoy, en el presente cuando construimos el futuro. Un proyecto nos puede parecer inalcanzable ahora, porque todavía no hemos adquirido los conocimientos para resolver las dificultades que podemos encontrar para realizarlo.

El aprendizaje es el punto de partido de una mejora, de una evolución en nuestras vidas. Es imprescindible tener una meta clara por la cual nos apasionamos porque el aprendizaje efectivo se produce a través de la emoción. Si nos ilusiona la meta que perseguimos, disfrutaremos en el camino y tendremos la determinación, la paciencia y la disciplina para seguir adelante.

La acción focalizada en el objetivo  nos procurará la experiencia que nos servirá para aprender. No importa si a veces nos equivocamos, si las cosas no salen bien a la primera porque los problemas nos enseñan a aportar soluciones a los contratiempos, y así a encontrar el camino que nos llevará al destino que buscamos para conseguir nuestros sueños.

sorbus

LAS PERSONAS ESPECIALES

 

 

 

Si todos hiciéramos las cosas que somos capaces de hacer, literalmente nos asombrarían a nosotros mismos.

Thomas Alva Edison.

 

 

Cuando hablamos de personas especiales, lo hacemos comparándonos con gente que ha conseguido una meta importante o un éxito notable. Generalmente pensamos que han tenido circunstancias favorables, buenos estudios, ayudas y mucha suerte. Esto realmente no es así; estas personas han encontrado también muchas dificultades que hubieran podido imposibilitar la consecución de sus metas, si se hubieran rendido ante ellas.

 Todos somos personas especiales. Todos tenemos cualidades especiales y aptitudes para desarrollarlas, y todos somos capaces de conseguir lo que nos proponemos. El problema es que pensamos que no somos bastante buenos o inteligentes o preparados…

Las personas que no tienen confianza en sí mismas no tienen metas importantes; tienen metas pequeñas porque se ven pequeñas, pero están equivocadas: cuando una persona tiene un proyecto que desea y necesita cumplir,  también tiene la posibilidad de cumplirlo. Lo único que le puede impedir conseguirlo sería  el hecho de creer que no puede.

 Hay que abandonar esta creencia paralizante y darnos permiso para desarrollar nuestras capacidades y avanzar en la vida, porque todos somos personas especiales.

sorbus

CONSEGUIR LOS PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO

 

 

El éxito consiste en vencer el temor al fracaso.

Charles Augustin Sainte-Beuve

 

 

Con el año nuevo, llegan los buenos propósitos. Queremos cambiar muchas casas, emprender nuevas actividades, llevar a cabo este proyecto que tanto nos gusta…

A principio, la motivación es grande, pero a menudo, después de un tiempo, abandonamos…

La razón por la que no se logra cumplir los propósitos es que todos requieren un cambio de hábitos. Desde nuestra zona de confort, este estado mental dónde nuestras costumbres nos hacen sentir cómodos, todo cambio es un riesgo que nos crea incertidumbre, nos asusta y no hace sentir que perdemos el control de nuestras vidas.

En nuestras zonas de confort, tenemos establecido, a menudo sin razón y sin ser conscientes de ello, nuestras capacidades y limitaciones, en función de nuestras experiencias pasadas y eso no nos permite salir de la pauta que hemos fijado.

Para conseguir nuestros objetivos, tenemos que ampliar nuestra zona de confort, enfrentándonos a estos miedos y venciéndolos… actuando y llevando nuestros propósitos de uno en uno.

La mejor ayuda es “engañar” a la mente, haciéndole creer que ya hemos completado la nueva acción. Esto se hace utilizando técnicas de  visualización. El cerebro no hace diferencia entre lo real y lo imaginado y considera las dos cosas como experiencia verdadera.

Al imaginar con todo detalle la acción “ya realizada” con éxito, esta quedará registrada en nuestra zona de confort como conocida y se integrará en las actividades que somos capaces de desarrollar con facilidad.

La repetición diaria de estas visualizaciones es la clave del éxito.

 

sorbus

LO QUE CREEMOS… SERÁ

 

 

12308485_1054966624552752_3342789552778599768_n

 

 

“No hay nada que este más enteramente en nuestro poder que nuestros pensamientos.”

René Descartes

 

Lo que una persona cree de sí misma tiene una importancia enorme, porque esto es lo que va a condicionar su vida.

Las creencias negativas nos dan una visión falsa de lo que somos en realidad, haciéndonos pensar que son las circunstancias las que modelan nuestras vidas.

No hemos nacido con creencias limitadoras; las hemos adquirido a lo largo de nuestra vida, al mismo tiempo que hemos ido dejando las ilusiones que teníamos cuando éramos niños.

Si sentimos frustración es porque nos hemos separado de nuestro ser interno que es el que nos pone en contacto con todas las posibilidades que tenemos de tener una vida plena.

Nuestras creencias son el resultado de la repetición de nuestros pensamientos y de nuestras experiencias. No son parte de nosotros y casi siempre, las hemos adoptado sin preguntarnos si son ciertas o no. Las podemos modificar, cambiando nuestros pensamientos.

Nosotros somos los que dirigimos nuestras vidas. Tenemos un inmenso potencial y en cada decisión que tomamos, por pequeña que sea, escogemos utilizarlo o no, actuar o dejar que actúe nuestro entorno. En este momento, somos el resultado de todas las decisiones que hemos tomado a lo largo de nuestras vidas y en cualquier momento podemos decidir cambiarlo si lo deseamos.

Cuando nuestros pensamientos son positivos, vemos todas las oportunidades que se presentan porque son las que nuestro cerebro va a captar: va a seleccionar la información que corresponde a nuestra forma de pensar. Si pensamos que podemos alcanzar una meta, seremos capaces de ver todas maneras de alcanzarla.

Nuestros sueños se cumplen cuando creemos en ellos, cuando estamos convencidos de que se van a realizar y, entonces, cuando esperamos tranquilamente que se realicen. Estos tres requisitos son imprescindibles.

Tener una vida más llena, tener éxito está a nuestro alcance y depende de nosotros. Lo que creemos… será

 

sorbus

TENER SUERTE

 

 

gr_377476_4672096_222323

 

Suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran y fusionan.
Voltaire

 

Cuando hablamos de “tener suerte”, nos referimos al hecho de que alguien ha sido favorecido por circunstancias o acontecimientos que se han producido por casualidad.
Solemos pensar en personas a las que les ha tocado la lotería y también en otras que han tenido mucho éxito en su vida, que han montado grandes negocios, han hecho grandes descubrimientos o han triunfado a nivel personal o profesional.

No depende de nosotros que nos toque el premio gordo de la lotería pero sí depende de nosotros poner la suerte de nuestra parte en todo lo que emprendemos.

Pensar que se tiene mala suerte es una de las peores creencias que podemos tener porque va a afectar a todos los aspectos de la vida ya que anula las esperanzas de éxito.
La suerte no es el resultado de una casualidad que la convierte en buena o mala, sino una capacidad que tenemos todos y que podemos desarrollar.

La mayoría de las personas con “buena suerte” son positivas, confían en su intuición, son activas y alertas. Esto les permite ser conscientes de las oportunidades que se presentan y de utilizarlas, confiando en sí-mismas y en la vida, y actuar y  perseverar para realizar sus sueños. Saben que los contratiempos no son fracasos sino oportunidades de aprender y rectificar si es necesario.

Todos tenemos esta capacidad de éxito que podemos desarrollar y transformar en buena suerte.

 

 

sorbus

QUERER ES PODER

desert_flower

 

 

“No es porque las cosas son difíciles que no nos atrevemos; es porque no nos atrevemos que son difíciles.”      Séneca.

 

“Querer es poder”. Aunque hayan oído esta frase a menudo, mucha gente está convencida de que gran parte de las cosas que les gustarían conseguir están fuera de su alcance.

Se suele pensar que las personas que han destacado deben su éxito a una inteligencia superior, unas capacidades mayores o condiciones favorables, pero esto no es cierto. Todos poseemos un talento especial y la capacidad de desarrollarlo, pero a menudo ignoramos cual es o no sabemos que lo tenemos.

Un primer paso para descubrir ese talento es olvidarnos de las creencias que tenemos sobre nosotros mismos, sobre lo que nos han dicho que deberíamos ser y hacer, y así permitirnos descubrir quienes somos realmente. Nos ayudará preguntarnos qué habilidades especiales tenemos, cuáles son nuestras aficiones, que es lo que se nos da bien. Introducir pequeños cambios en nuestras vidas nos ayudará a conectar con ideas y personas nuevas y ampliará nuestras percepciones del entorno.

Descubrir estos talentos, reconocerlos, aceptarlos y desarrollarlos es muy importante para cada uno de nosotros. Es la clave que nos permitirá encontrar el sentido de nuestras vidas y que nos hará actuar conformemente a lo que somos.

Cuando sepamos quienes somos, sabremos lo que queremos de verdad y estaremos motivados porque desarrollar una actividad que nos agrade nos llenará de entusiasmo y seremos capaces de perseverar hasta la consecución de nuestros objetivos.

Entonces, sabremos lo que queremos de verdad y podremos realizarlo…

sorbus

CREAR NUEVOS HÁBITOS

images5r

      Las personas exitosas desarrollan diariamente hábitos positivos que les      ayudan a crecer y a aprender.      John Maxwell

  ¿Qué es un hábito? Es un modo especial de proceder o conducirse adquirido por repetición de actos iguales o semejantes, u originado por tendencias instintivas.

Nuestras vidas están determinadas por las cosas que hacemos repetidamente, es decir por nuestros hábitos. Algunos son buenos porque nos favorecen en lo que emprendemos y otros, al contrario, nos perjudican.

Puesto que nuestros hábitos son adquiridos mediante elecciones que hemos hecho en determinados momentos, podemos, si así lo decidimos, modificar los que consideramos “malos” o reemplazarlos por otros que sean positivos. De la misma forma que la mente aceptó en su día sugerencias equivocadas, aceptará las sugerencias positivas nuevas si las repetimos de manera constante.

Para adoptar nuevas costumbres, tenemos que crear nuevos patrones a nivel mental y neurológico. Programándonos adecuadamente, lograremos adoptar o cambiar cualquier hábito en poco tiempo. Si, durante un mínimo de 21 días, repetimos la misma acción, ésta se volverá automática. La visualización puede ser de gran ayuda. Si todos los días, nos imaginamos los beneficios que nos aporta el nuevo hábito, aceleraremos su proceso de adquisición.

Los hábitos nos ayudan en la vida cotidiana. Cuando una acción se ha vuelto rutinaria, el cerebro no tiene que tomar decisión y ahorra esfuerzos, lo que nos permite dedicar energía a otras tareas y nos hace más productivos.
Los buenos hábitos nos ayudan a alcanzar nuestras metas y nos llevan hacia el éxito de forma más fácil y en menos tiempo.

sorbus

NO LO DEJES PARA MAÑANA…

lirios-5

Te levantas por la mañana, dispuesto a efectuar varias tareas que consideras importantes y por la noche cuando te acuestas te das cuenta que más de la mitad de ellas están sin hacer… o has empezado una nueva actividad y al cabo de unos días, la abandonas… o también dejas siempre para más adelante el cumplimiento de un propósito…

Eso pasa porque no es fácil salir de la “zona de confort”, de lo conocido. El miedo al cambio es lo que paraliza, aunque sea un cambio a mejor. El temor a no estar preparado, a fracasar, a enfrentarse a la posible desaprobación de los demás, tiene como resultado la inercia y la permanencia en una situación que no aporta satisfacción.

Cada vez que se pospone una actividad que puede llevar a la meta, esta parece más lejana y difícil de alcanzar y se va gastando energía en ocupaciones que pueden parecer más agradables pero que no aportan nada.
El resultado de esta inacción es un estado de estrés y de frustración.

A casi todos nos ha pasado esto alguna vez pero esta situación puede cambiar si así lo decidimos. Si quieres ponerte en marcha, tienes que tomar la decisión de hacerlo.

Pregúntate lo que es importante para ti y tenlo en mente todos los días. Define tu objetivo con todo detalle, imagina como será tu vida cuando lo tengas y ve a por ello. Establece qué acciones tienes que emprender para conseguir tu meta y empieza con las más fáciles. Cada día, da un paso que te acerque a tus objetivos y así, día a día iras sumando pequeños éxitos que reforzarán tu motivación y tu confianza en ti-mismo.

¡Tú, estás al mando de tu vida! ¡Tienes un potencial muy grande, actúa ya, no lo dejes para mañana!

sorbus

EL SECRETO DEL ÉXITO

huellas.jpg.525.408.thumb

  El secreto del éxito es la confianza en uno mismo.

Tener confianza en uno mismo es ser capaz de atreverse a pasar a la acción para obtener algo que es importante para uno mismo. Nos va a ayudar a actuar con más facilidad y sentiremos que cada vez dominamos más las situaciones que se presentan.

Todos tenemos un ideal. Ese ideal, lo establecemos cada uno de nosotros y es lo que nos motiva. Puede ser emocional, social, espiritual o económico y representa lo que queremos alcanzar.

Cuando sentimos que nuestra vida no es como desearíamos que fuera, debemos de cambiarla. Para eso tenemos que hacer cosas diferentes de las que estamos haciendo porque nuestra vida no cambiará si continuamos haciendo las mismas cosas. Es importante vencer la inercia, salir de nuestra zona de confort que nos limita y arriesgarnos aunque solo sea un poquito para hacer algo nuevo que nos llevará a conseguir nuestros ideales. No importa si nos equivocamos porque ya rectificaremos.

Cada vez que actuamos, aunque sea dando un paso pequeño, conseguiremos una victoria sobre nosotros mismos que nos hará sentirnos bien y hará que cada vez confiemos más en nosotros mismos.

No se trata de pasar de un extremo a otro de la noche a la mañana. Solo hay que vencer y derrotar pequeñas resistencias todos los días.
Los nuevos desafíos son oportunidades de crecimiento.

Basta con comprometerse a dar un pasito cada día, e iremos descubriendo el enorme potencial que tenemos.