sorbus

COMO DIRIGIR NUESTRAS VIDAS

 

 

 

El verdadero buscador crece y aprende, y descubre que siempre es el principal responsable de lo que sucede.

Jorge Bucay.

 

 

El mayor obstáculo al que podemos enfrentarnos a la hora de dirigir nuestras vidas es la creencia de que somos víctimas de los acontecimientos y de las personas que nos rodean. Entonces echamos la culpa de nuestros fracasos y frustraciones a nuestro entorno: los compañeros, los padres, los jefes, el gobierno, la mala suerte…

El creer que somos víctimas, nos despoja de todo nuestro poder, porque rechazamos la responsabilidad de nuestras acciones y no hay poder sin responsabilidad.

Aceptar que somos los causantes de lo malo que nos ocurre, y también de lo bueno, hace que nos sintamos poderosos y capaces de dirigir nuestras vidas.

No existe vidas sin problemas, pero todos los problemas se pueden superar y son aprendizajes y experiencias. Los errores del pasado no tienen nada que ver con el futuro, porque el futuro depende de las acciones de hoy.

Darnos cuenta y aceptar que somos responsables de nuestras vidas nos libera de ataduras, acrecienta nuestra motivación y despierta nuestra creatividad para poder dirigir nuestra vida.

sorbus

¡ERES GENIAL!

 candas-atardecer-15enero2014-1f

 La creatividad requiere el coraje de dejar ir las certezas.

Erich  Fromm

“Un genio es una persona con una capacidad mental excepcional, capaz de inventar o crear cosas nuevas y admirables”, es la definición del diccionario. Asociamos la genialidad con personas como Einstein, Pasteur, Galileo, Cervantes o Mozart que han aportado innovación y originalidad, cada uno en su ámbito respectivo.

Estos genios no han encontrado siempre las condiciones favorables para desarrollar los proyectos que tenían en mente. Se han enfrentado a dificultades de todo tipo y a menudo al rechazo de sus contemporáneos ante la novedad de sus planteamientos. Sin embargo han seguido con su manera “diferente” de ver las cosas aunque desafiarán las ideas establecidas. Han utilizado su creatividad y su intuición y se han atrevido a aplicarla.

Nosotros quizás no seamos científicos, ni artistas, pero si, encontramos dificultades a lo largo de nuestras vidas. A menudo, los problemas se quedan estancados, porque los queremos resolver con las soluciones de siempre y no nos atrevemos a probar ideas diferentes.

Todos tenemos el don de la creatividad. Nuestro cerebro es de una gran plasticidad; si lo entrenamos, puede desarrollar las capacidades propias de un genio, si no lo estimulamos nunca, puede atrofiarse. Utilizar este don es decisión nuestra. Nos permitirá afrontar y solucionar las dificultades de forma positiva, tener ideas originales y aumentar la confianza en nosotros mismos.

La imaginación es la clave de la creatividad. Podemos despertar el genio que tenemos en nosotros y crearnos una vida mejor.

¡Atrévete, eres genial!