sorbus

LA PACIENCIA, UNA CLAVE DEL ÉXITO

 

 

 

Adopta el paso de la naturaleza: su secreto es la paciencia.

Ralph Waldo Emerson.

 

La paciencia es la actitud que nos permite soportar los contratiempos y las dificultades cuando queremos conseguir algo.

No se debe confundir la paciencia con la apatía o la pasividad. La paciencia es la voluntad de aguantar y perseverar. Hace que se conserve la calma frente a los problemas, lo que permite actuar con más claridad y así resolverlos de manera más acertada.

Vivimos en el mundo de las prisas, nos cuesta esperar y lo queremos todo, ya. A menudo esta es la razón por la cual abandonamos nuestros sueños.

Sin embargo, hay que recordar que la realización de un proyecto tiene su proceso y que se manifestará cuando todas las condiciones necesarias estén reunidas… y que no existen los atajos.

Todo requiere su tiempo y no podemos saber cuánto será el que necesitará el cumplimiento de nuestro objetivo… pero debemos saber que depende en gran parte de nuestra actitud, de nuestra forma de pensar y de nuestra motivación.

La falta de paciencia hace que solo pensemos en el resultado y olvidemos centrarnos en el camino y disfrutarlo. La impaciencia, la duda, las preocupaciones nos alejan de nuestros objetivos. Las dificultades no son fracasos, sino problemas que, una vez solucionados nos acercan a la meta.

La paciencia es una clave del éxito. Podemos conseguir lo que queremos si nos damos el tiempo suficiente para ello.

 

 

sorbus

NUESTRA CAPACIDAD DE APRENDER

 

 

 

 Siempre estoy haciendo lo que no puedo hacer para poder aprender cómo hacerlo.

Pablo Picasso

 

La Capacidad de aprender es la asimilación de una nueva información y su aplicación de forma eficaz.

Toda persona, a cualquier edad puede aprender.

Nuestra capacidad de aprender es sin duda una de las cualidades más importantes que tenemos y es la que nos permite triunfar en lo que nos proponemos.

Nuestras experiencias pasadas nos condicionan en el presente pero no determinan nuestro futuro, porque es hoy, en el presente cuando construimos el futuro. Un proyecto nos puede parecer inalcanzable ahora, porque todavía no hemos adquirido los conocimientos para resolver las dificultades que podemos encontrar para realizarlo.

El aprendizaje es el punto de partido de una mejora, de una evolución en nuestras vidas. Es imprescindible tener una meta clara por la cual nos apasionamos porque el aprendizaje efectivo se produce a través de la emoción. Si nos ilusiona la meta que perseguimos, disfrutaremos en el camino y tendremos la determinación, la paciencia y la disciplina para seguir adelante.

La acción focalizada en el objetivo  nos procurará la experiencia que nos servirá para aprender. No importa si a veces nos equivocamos, si las cosas no salen bien a la primera porque los problemas nos enseñan a aportar soluciones a los contratiempos, y así a encontrar el camino que nos llevará al destino que buscamos para conseguir nuestros sueños.